AMP_Bcn


Laercio Redondo
Restauro

29/09/2016 - 09/12/2016


+ PROJECTS
Laercio Redondo <br> Restauro | Ana Mas Projects

"Restauro", Ana Mas Projects (Barcelona), 2016

Laercio Redondo <br> Restauro | Ana Mas Projects

"Restauro", Ana Mas Projects (Barcelona), 2016

Laercio Redondo <br> Restauro | Ana Mas Projects

Laercio Redondo, Restauro, 2016

Laercio Redondo <br> Restauro | Ana Mas Projects

Laercio Redondo, Restauro, 2016

Laercio Redondo <br> Restauro | Ana Mas Projects

Laercio Redondo, Restauro, 2016

Laercio Redondo <br> Restauro | Ana Mas Projects

Laercio Redondo, Restauro, 2016

Laercio Redondo <br> Restauro | Ana Mas Projects

"Restauro", Ana Mas Projects (Barcelona), 2016


CerrarVistas

Texto

Ana Mas Projects (AMP) presenta en su sede en Barcelona la primera exposición individual en España del artista brasileño Laercio Redondo (Paranavaí, 1967). Bajo el título Restauro (restauración) la muestra desarrolla un discurso conceptual y estético que cuestiona los aspectos relacionados con la (de)formación, construcción y evolución de la memoria e identidad colectivas brasileñas partiendo de los cambios sociales, geográficos, económicos y políticos que Brasil experimentó en los siglos XIX y XX.

Las dos instalaciones que conforman la exposición Restauro, Desvíos y Lembrança de Brasilia, ponen de manifiesto paradojas e idiosincrasias que cuestionan el estatus oficial y supuestamente incontestable de los constructos históricos brasileños. Así pues, partiendo de un indiscutible compromiso intelectual y artístico, Laercio Redondo revisita una memoria (oficial) colectiva, afectada por intereses políticos y sociales, con el fin de despertar “el debate sobre cuestiones diversas como la esclavitud, el nacionalismo, la modernización y los imaginarios urbanos, cuestionando siempre a quien está pronunciando una afirmación y desde dónde”1.

Como es habitual en la obra de Redondo, el discurso se desarrolla paralelamente al display expositivo. Nada se coloca por azar en el espacio, cada obra tiene su lugar y en éste cobra parte de su sentido. Relacionadas las unas con las otras, las distintas piezas de esta especie de quebra-cabeça artístico en que el artista resuelve sus propuestas, son distribuidas de tal manera que hacen del espectador un elemento más del discurso. De este modo Laercio Redondo, partiendo de las aportaciones de Herbert Bayer, consigue establecer la conexión bidireccional que aporta el significado final a su trabajo.

En relación a la importancia de este heterogéneo y multidisciplinar display expositivo -que toma inspiración en los de las primeras vanguardias dónde se interrelacionaba la foto, el film, el diseño y la arquitectura– la colaboración con expertos en otras disciplinas complementarias es uno de los puntales de su producción. En palabras del propio artista, las “Colaborações têm desempenhado um papel importante no meu método de trabalho e tudo começou quando ficou clara a necessidade de aproximar disciplinas e campos que se relacionavam com a minha prática”2. En el caso de la exposición que acoge AMP, es necesario destacar la presencia de uno de sus más antiguos colaboradores, el arquitecto de exposiciones y diseñador de mobiliario Birger Lipinski.

Con esta propuesta Laercio Redondo recupera (restaura) dos figuras destacables de la historia de Brasil, la arquitecta y paisajista autodidacta Lota de Macedo Soares (París, 1910 – New York, 1967) en Desvíos, y el artista Athos Bulcão (Río de Janeiro, 1918 – 2008) en Lembrança de Brasilia. En la primera, lo público y lo privado, lo natural y lo urbano son conectados a partir de la narración de la historia de dos construcciones impulsadas3 por “Lota”, el Parque do Flamengo4 (inaugurado em 1965) -“una de las mayores intervenciones urbanas y sociales en la geografía de Río de Janeiro”5 – y Casa Samambaia6 (1951-53), hogar que compartió con la que fuera su compañera sentimental durante quince años, la poetisa estadounidense Elisabeth Bishop (Massachusetts, 1911 – Boston, 1979). Con esta videoinstalación que muestra el recorrido de 72 km que separan ambos espacios, Redondo recobra la historia de esta figura clave y controvertida del desarrollo urbanístico y cultural7 brasileño poniendo de relieve algunas de las problemáticas –especialmente las de género y coloniales –que han ido (de)formando la memoria colectiva de su país.

En Lembrança de Brasilia, Redondo emula los paneles de azulejos que Bulcão8 levantaba en colaboración con los trabajadores/operarios (cuyo papel en la construcción de la obra era esencial) y en los que Laercio Redondo ve una “perfecta conjunción entre arte, vida y arquitectura”9. En diálogo con otras piezas (serigrafías sobre madera, plantas naturales y una videoinstalación) se plantean cuestiones de clase y aspectos culturales y estéticos en una instalación en la que, nuevamente, el paisaje brasileño se presenta como reflejo de elementos clave de una memoria colectiva que, aunque parcialmente velada, sigue presente en el horizonte a la espera de nuevas lecturas para la comprensión del presente.

De este modo, Restauro pone de manifiesto la importancia de recuperar los hechos y autores que incidieron en la historia (la de Brasil o la de cualquier otro lugar) y que, a pesar de haber sido ignorados o infravalorados, dejaron una imborrable huella que aún hoy es visible a la mirada atenta y suspicaz de los que cuestionan los relatos hegemónicos. Porque, para poder entender mejor un presente en el que siguen persistiendo muchas de las problemáticas10 que Lota o Bulcão pusieron de manifiesto, es necesario llevar a cabo un proceso de revisión y actualización, en definitiva, un proceso de restauración.

Como artista, Laercio Redondo ha celebrado múltiples exposiciones alrededor del mundo, algunas individuales en Cuba, Alemania, Brasil y Estados Unidos; y otras colectivas en países como Hungria, Argentina y Suecia, donde vive desde hace varios años. Entre sus más recientes exposiciones individuales cabe destacar O que acaba todos os días, celebrada en el Museo de Arte Moderna do Rio de Janeiro (MAM-RJ) entre 2015 y 2016 y Past Projects for the Future, que se inaugura el 18 de septiembre de 2016 en el Dallas Contemporary. Su trabajo se encuentra en colecciones como la de Andrea & José Olympio Pereira Collection, São Paulo, Brasil, Gilberto Chateaubriant Collection, Rio de Janeiro, Brasil, Museu de Arte Contemporânea da USP, São Paulo, Museu de Arte Moderna, Rio de Janeiro, Brasil, Kunsthalle Göppingen, Alemania.